Cómo asegurarnos que nuestras mascotas no la pasen mal en invierno

Si hay algo que algunas de nuestras mascotas tienen es protección contra el frío. Razas de perros como los Husky Siberianos, ya están genéticamente preparados para tolerar temperaturas extremas. Lamentablemente, no todos los animales cuentan con eso ya que, algunos de ellos, son originarios de lugares donde el calor es prácticamente nulo. Nadie quiere que nuestros amigos de cuatro patas sufran el invierno, ¿pero ¿cómo podemos hacer para que su estancia en esa época del año no sea tan mala? Vamos a darte algunos consejos para que puedas ayudar a tu mejor amigo a sentirse cómodo los días de frío.

Dejale la comida cerca de una estufa

A la hora de dormir, nuestras mascotas por instinto van a intentar encontrar el lugar más cálido que haya en la casa. Sin embargo, a la hora de comer no van a hacer eso, ya que suele dársele en un punto específico de la casa. En el caso que notemos que el lugar donde está el plato de comida es demasiado frío para ellos, consideremos moverlo a un lugar que sea más agradable. En caso de que tu casa tenga una estufa, no descartes ese espacio como un posible punto para dejarle su alimento. De esa manera, va a poder mantenerse caliente mientras come.

Brindale algun tipo de abrigo

Si tu mascota tiene un pelaje corto o le cortaste el pelo antes de que empiece la temporada de frío, trata de comprarle un abrigo para compensarlo. Si bien el pelaje que les queda les va a ayudar a pasar la temperatura, no significa que no haya partes de su cuerpo que van a estar más expuestas al clima frío. Si de materiales se trata, considera que sea de uno que deje que su piel respire; puede ser lana o algodón, aunque hay otros materiales térmicos más efectivos (y por eso, más caros). Así como nosotros contamos con algunas marcas como Reusch que hacen indumentaria térmica, hay empresas que hacer prendas de ese tipo para mascotas.         

La importancia del ejercicio

Así como sucede con los seres humanos, la actividad física es importante para el desarrollo y la salud de nuestras mascotas. Y, tan cual como sucede con nosotros, la posibilidad de que haya un impacto fuerte entre la temperatura interior y la del exterior puede ser peligroso para la salud del animal. Es por eso que el ejercicio debe ser liviano, nada de grandes esfuerzos ni de agitación.

Si bien nuestras mascotas no suelen hacer actividades con pesas (como algunos guantes de entrenamientos que usamos los humanos, los cuales pueden verse en https://www.reuschexclusivo.com.ar/guantes1/pesas/), tratemos de evitar cualquier tipo ejercicio en el cual tenga que hacer cambio de ritmos o mover cosas para que no se agiten tanto. Amamos a nuestras mascotas, y siempre queremos lo mejor para ellos.

Estos son algunos consejos para que no sufran ni se enfermen durante los meses más fríos del año. Si los amamos, vamos a tratar de ayudarlos a pasar los mejores días. Después de todo, a menos que vivas en países nórdicos o en zonas muy australes, el frío termina pasando antes de lo que parece.           

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *